Aulas 1 años

A partir del año, los niños/as ya pueden construir esquemas de acción que les permitan anticipar los acontecimientos que pasarán, y eso les da un cierto dominio sobre el entorno. Pueden empezar a dar sus primeros pasos y ya entienden que una cosa puede existir aunque no la vean. La posibilidad de caminar le abre al niño/a un enorme abanico de posibilidades, ya que le permite explorar el entorno de un modo mucho más amplio. A pesar de no saber contar, les gusta clasificar y observar conjuntos de cosas similares.

Las aulas de un año se encuentran organizadas por “rincones”  basados en unos contenidos, tiempos, espacios y recursos. Estos rincones implican una metodología creativa y flexible donde los niños guiados/as por las propuestas de actividad aprenden a observar, explorar, manipular, experimentar, crear… Permiten una cierta flexibilidad en el trabajo, dejando sitio a la imaginación y creatividad, y lo más importante, dejando espacio y tiempo para pensar.

La organización de las clases por “rincones” se trata de una metodología que hace posible la participación activa del niño/a en la construcción de sus conocimientos, así como la posibilidad de tener la capacidad de elección según sus propios intereses.

Algunos de los rincones que puede encontrar en las aulas del primer ciclo son:

  • Rincón de biblioteca
  • Rincón de psicomotricidad
  • Rincón de juego simbólico
  • Rincón de plástica
  • Rincón de la lógica-matemática
  • Rincón de los colores

A partir del año, los niños/as ya pueden construir esquemas de acción que les permitan anticipar los acontecimientos que pasarán, y eso les da un cierto dominio sobre el entorno. Pueden empezar a dar sus primeros pasos y ya entienden que una cosa puede existir aunque no la vean. La posibilidad de caminar le abre al niño/a un enorme abanico de posibilidades, ya que le permite explorar el entorno de un modo mucho más amplio. A pesar de no saber contar, les gusta clasificar y observar conjuntos de cosas similares.

Las aulas de un año se encuentran organizadas por  contenidos, tiempos, espacios y recursos. Estos rincones implican una metodología creativa y flexible donde los niños guiados/as por las propuestas de actividad aprenden a observar, explorar, manipular, experimentar, crear… Permiten una cierta flexibilidad en el trabajo, dejando sitio a la imaginación y creatividad, y lo más importante, dejando espacio y tiempo para pensar