Desde el asombro

A [email protected] [email protected] niñ@s  les encanta pintar. Les permite experimentar , cobran autonomía y por lo tanto aumenta su autoestima, además de fomentar su creatividad y expresión artística.
Todo esto con la pintura fluorescente se potencia a mil!!!

El rincón de luz negra es el espacio mágico de la escuela donde la oscuridad ayuda a los peques a potenciar sus cinco sentidos y su concentración, dando lugar a la experimentación libre con elementos fluorescentes.
El asombro de lo mágico les lleva a participar de lo que va a ser su aprendizaje: motricidad fina, percepción visual, trazos,crear…
Y a partir de aquí todo un mundo por descubrir!!

Si quieres conocer más actividades ,visítanos en Instagram